VIVIR SIN AIRE

La «Enfermedad pulmonar obstructiva crónica» (EPOC) no es una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades pulmonares crónicas que reducen el flujo de aire. La EPOC no es una simple tos del fumador, sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que en muchos casos queda sin diagnosticar. Los síntomas más frecuentes son falta de aire, expectoración excesiva y tos crónica. A medida que la enfermedad empeora, las actividades cotidianas, como subir unos cuantos escalones, pueden verse muy dificultadas.

La EPOC es prevenible, pero incurable. El tratamiento puede ayudar a ralentizar su progresión, pero la enfermedad suele empeorar con el tiempo, y es por ello que generalmente se diagnostica en mayores de 40 años.

Según las estimaciones de la OMS, hay 64 millones de personas con EPOC, y en 2004 fallecieron 3 millones de pacientes por esta causa. Se prevé que las muertes por EPOC aumenten en los próximos 10 años, convirtiéndose en la tercera causa mundial de muerte, a no ser que se reduzcan sus factores de riesgo, y en particular el consumo de tabaco.

Los afectados por enfermedades pulmonares crónicas se ahogan al realizar la menor actividad. Luchan por mantenerse físicamente activos y corren el riesgo de morir prematuramente. La EPOC es una expresión genérica que designa las dolencias que dañan los pulmones y provocan sensación de asfixia en el enfermo.

La bronquitis crónica y el enfisema son dos clases corrientes de EPOC. No todos los casos son diagnosticados correctamente y los principales factores de riesgo son el consumo de tabaco, la contaminación del aire, tanto en interiores como en el exterior, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en los lugares de trabajo.

La OMS apoya la labor de sus Estados Miembros para reducir las gravosas consecuencias de la EPOC y coordina las actividades internacionales para mejorar la salud respiratoria en el mundo, especialmente en los países de ingresos bajos y medios.

La lucha por respirar

Aunque viven en partes del mundo muy distintas, Nodari Cherekashvili y Elaine Ackley libran una misma batalla por respirar libremente. Han aprendido que la enfermedad es poco conocida, y a veces difícil de reconocer. Sin embargo, como demuestra la historia de ambos, la están combatiendo con modos de vida más sanos y con el acceso a una atención sanitaria de calidad.

Georgia: Nodari Cherekashvili: Después de 30 años de fumar, la tos crónica y la asfixia casi acabaron con la vida social y laboral de Nodari Cherekashvili. Ahora se encuentra mejor, tras el reciente diagnóstico de EPOC y su entrada en un proyecto piloto de salud que incluye un tratamiento eficaz.

EE.UU: Elaine L. Ackley: Empezó a fumar a los 16 años para perder peso. Tras cuatro décadas de tabaquismo, que dejaron graves secuelas en sus pulmones, se le diagnosticó EPOC. Hoy hace ejercicio para mejorar su calidad de vida.

FUENTE: http://www.who.int/features/2007/copd/es/

                   

Regístrate y Obtén Beneficios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...