El coronavirus o COVID-19 es, sin duda, un virus en expansión que se transmite mucho más rápido que la gripe común y que puede llegar a afectar de forma severa a la población más vulnerable.

El coronavirus (COVID-19) fue detectado por primera vez en Wuhan el 31 de diciembre de 2019. Desde entonces, se ha propagado de forma virulenta por todo el mundo, llegando a 190 países con un resultado de más de 1,2 millones de personas contagiadas, de las que 45.000 han fallecido.

Ante esta pandemia mundial, la OMS pidió el pasado 7 de marzo la colaboración de todos los países para aplicar medidas de contención y control para lograr limitar al máximo y frenar la propagación de este virus.

Desde Cardioalianza sugerimos seguir las indicaciones del Ministerio de Sanidad de adoptar las medidas higiénicas oportunas: lavarse las manos con frecuencia; evitar tocarse los ojos, nariz y boca; cubrirse la boca y nariz al toser y/o estornudar, con el codo flexionado o con un pañuelo desechable, evitar, en la medida de lo posible, el contacto directo con gente que podría estar contagiada y no acudir a sitios concurridos por mucha gente.

Estas medidas están dirigidas a toda la población, pero especialmente a los “grupos vulnerables” en los que se ha visto que el virus puede ser más letal. Entre estos criterios está el hecho de tener más de 60 años, tener hipertensión, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, enfermedades inmunodeficientes, estar embarazada y, también, tener algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Por ello, desde nuestra entidad, y siguiendo las indicaciones del Ministerio de Sanidad, instamos a todas las personas afectadas por una patología cardiovascular a que durante este periodo limiten al máximo las salidas de casa y, en cualquier caso, eviten ir a lugares concurridos en los que no es posible mantener una distancia de, al menos, más de un metro.

En cuanto a la afectación del virus, el Dr. Nicolás Manito, cardiólogo, jefe clínico de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Trasplane Cardiaco del Servicio de Cardiología del Hospital Bellvitge nos explica que, “se trata de un virus que tiene realmente mucha afectación desde un punto de vista cardiovascular, especialmente porque el receptor que utiliza esta tradicionalmente muy relacionado con el área cardiológica, son los receptores ACE2. Estamos, por tanto, ante un virus que tiene una afectación importante a nivel cardíaco y que puede derivar en casos de afectación de miocarditis, insuficiencia cardiaca e inflamación del corazón, inducidos por el virus. Por todo ello, los pacientes con enfermedad cardiovascular tienen que tener mucha más prevención que la población general para poder evitar el contagio”.

Y, en cuanto a las medidas de prevención, añade “estos pacientes tienen que seguir de forma estricta las recomendaciones indicadas por parte del Ministerio de Sanidad y, a la mínima de sospecha, son los primeros que tienen que llamar a los teléfonos de atención para poder hacerse las pruebas”.

Por Cardioalianza

                   

Regístrate y Obtén Beneficios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...