Tener Un cerebro saludable debe ser uno de nuestros objetivos.

Y esto para todas las edades: niño, adolescente, adulto joven y adulto mayor.

Un Cerebro SANO:
· Cumple todas sus funciones
· Crece y madura normalmente
· Envejece libre de enfermedades y al menor ritmo posible

En general cuando hablamos este tema la gente entiende que un cerebro sano es el que no se deteriora con el paso de los años.

El cerebro pesando 1 kilo y medio representa solamente el 2% de nuestro peso, pero consume el 25% del oxígeno que respiramos y la energía que generamos. Nuestras 86.000 millones de neuronas hacen que nuestro cerebro sea una máquina muy sofisticada e increíble pero muy cara de mantener. Hay que cuidarlo.

Cuidar a nuestro cerebro significa por un lado cuidar las arterias cerebrales que le llevan 1 litro de sangre/minuto y por el otro, cuidar a nuestras neuronas que son quienes arman todas nuestras conexiones cerebrales. En nuestros circuitos cerebrales está almacenado quienes somos y todas nuestras vivencias. Es lo que perdemos en las demencias.

Las arterias-nuestra cañería- deben estar limpias. Sin placas de colesterol ni trombos. Sin obstrucciones ni estrechamientos. Es la manera de permitir el paso de la sangre con glucosa y oxígeno: El combustible de nuestras neuronas. La ruptura o taponamiento de los vasos sanguíneos cerebrales nos lleva a los accidentes cerebrovasculares y daño cerebral.

Por eso debemos cuidarnos de los factores de riesgo vascular:

· Hipertensión arterial
· Tabaquismo
· Colesterol elevado
· Inactividad Física
· Sobrepeso y Obesidad
· Diabetes
· Dietas inadecuadas (la malnutrición y la desnutrición generan problemas cerebrales)
· Stress

Las neuronas

Sino estimulamos a nuestras neuronas con: Actividad física, Actividad Intelectual, Actividad Social, Afectos y Actividad manual, nuestro cerebro se desarrollará menos y degenerará antes, por volverse débil y vulnerable.

Y si no le proporcionamos a nuestras neuronas una adecuada nutrición tampoco lograremos ni podremos mantener un cerebro saludable.
Las vitaminas y minerales son importantes. Y también los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.
Ni déficits ni excesos de c/u. Proporciones adecuadas. Debe reinar la armonía.

Por ejemplo los Omega 3 y 6 grasas que son beneficiosas y esenciales, lo son siempre y cuando estén en una relación 1:1 hasta 1:4. Si están en una proporción de 1:20 como muchas veces ocurre incrementan nuestro estado inflamatorio y son perjudiciales. Si no obtenemos Omega 3 de la dieta se justifica suplementarlos.

Los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados esenciales que al no producirlos nuestro organismo debemos obtenerlos al alimentarlos. Son muy importantes en la salud cerebral, en particular el DHA (docosahexaenoico) al integrar las membranas que envuelven las neuronas y formar sus prolongaciones y conexiones.

Es muy importante también evitar el exceso de grasas saturadas y absolutamente las grasas trans que no son nunca necesarias en la dieta por aumentar el riesgo de arterosclerosis.

Dr. Alejandro G. Andersson
Médico Neurólogo MN: 65.836

Fuente:
• La edad del cerebro: ¿Se puede frenar el envejecimiento cerebral? Escrito por Dr. Juan Vicente Sánchez Andrés, 2019
· Revisión bibliográfica del impacto de la actividad física aeróbica en la salud del adulto mayor, BR Loza Montes de Oca – 2019 –
dspace.uce.edu.ec
· Alzheimer: envejecimiento y demencia N Acarín, A Malagelada – 2017 – books.google.com

Regístrate, Obten Beneficios y gana Premios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...