Cardiopatía 46

Muerte súbita, una pelea contra el reloj

¿Cómo reaccionar ante una persona desvanecida? ¿Cómo proceder? La rapidez y saber qué hacer en esos pocos minutos son vitales para salvar una vida.

De la redacción de tvsana

¿Cómo reaccionar ante una persona desvanecida? ¿Cómo proceder? La rapidez y saber qué hacer en esos pocos minutos son vitales para salvar una vida.

La llamada muerte súbita viene cobrándose muchas vidas en los últimos tiempos. Y para salvar una vida, ante el desvanecimiento o pérdida de conocimiento de una persona, la rapidez en la intervención y saber qué hacer, son acciones vitales para eludir el trágico final. Los especialistas de la Federación Argentina de Cardiología y de la Fundación Cardiológica Argentina, aseguran que los primeros cuatro minutos, desde el instante que la persona se desmayó, son determinantes para reanimarlo y salvarlo de la muerte súbita. “Cada sesenta segundos que pasan sin intervenir, se reduce un 10 % la posibilidad de que la víctima sobreviva”, aseveró un médico consultado por Tvsana.

¿Qué hacer, entonces? ¿Cómo proceder ante una situación así? Lo primero que debería hacerse, si se presentara un caso en el cual una persona tendida en el piso no responde al llamado ni se mueve al strer tocado, es llamar a los números de Emergencias (107, en la Capital, y 107 o 911, en la Provincia). Luego de que el individuo no responda al llamado, ni se mueva, los médicos aconsejan posicionar a la víctima: si esta se encuentra boca abajo, girarla hasta quedar boca arriba. En segunda instancia, verificar si la mujer o el hombre en cuestión, respira. Con una mano, elevarle ligeramente el mentón, y con la otra, extender la cabeza. Acto seguido, acercar el oído a la boca de la víctima, fijar la vista en su pecho y escuchar y sentir si respira. Si no respira, iniciar la respiración artificial: boca a boca: con una mano taparle la nariz y mantener extendida la cabeza y la otra sosteniendo el mentón levantado. Y realizar esta maniobra dos veces: colocar la boca propia sobre la del desvanecido, soplar por dos segundos y dejar salir el aire. En cambio, si se advierte que respira, es necesario tomarle el pulso. Para ello habrá que ubicar el eje del esternón, colocar el talón de la mano sobre el tórax, dos dedos por encima de la unión de las costillas, y apoyar la otra mano encima para comenzar con los masajes cardíacos. Unos masajes que consisten en comprimir el tórax, entre cuatro y cinco centímetros, en forma rítmica y unas quince veces.

Si al cabo de este trabajo de reanimación pulmonar y cardíaca, la persona desvanecida reacciona, lo último por hacer es ubicarla en la posición de recuperación, con el cuerpo de costado.

Al referirse a este tema, las dos entidades mencionadas, advierten sobre la falta de preparación de las personas que se disponen a intervenir y resaltan la escasez de equipos para utilizar en estos casos, como los desfibriladores. En pocos casos los segundos que transcurren y el correcto proceder son tan valiosos. De ellos pende la vida.

 

Fuentes: Federación Argentina de Cardiología y Fundación Cardiológica Argentina

 

 

 

 

 

Etiquetas:
                   

Regístrate y Obtén Beneficios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...