El mundo como lo hemos conocido llego a su fin con la aparición de un virus hasta hoy desconocido, el Covid19. 

El primer caso sucede en la ciudad de Wuhan, China a fines del 2019 tomando estado publico recién a principios del 2020.Desde entonces tenemos una pandemia que se propaga alrededor de todo el mundo sin control generando pánico en la sociedad y los gobiernos.

Cientos de miles de víctimas en todo el mundo y sin víspera de una cura cercana, la más efectiva medida para poner un freno al enemigo invisible es el aislamiento. Por esto en pocas semanas nos encontramos con ciudades vacías, colegios y universidades cerrados, festivales suspendidos, negocios y restaurantes con las puertas cerradas, los gimnasios cerrados y la imposibilidad de realizar actividades físicas al aire libre.

Y precisamente una de las principales consecuencias del confinamiento está siendo la restricción de movilidad de las personas, con los riesgos para la salud que esta situación comporta. Algunos autores afirmar que tan solo dos semenas sometidos a una reducción en el número de pasos diarios (es decir, el equivalente a reducir los niveles de actividad física diaria) son suficientes para producir un deterioro musculoesquelético y metabólico. Para minimizarlo, como bien recomienda la Organización Mundial de la Salud, es importante mantenerse activo durante la pandemia.

La falta de actividad física rutinaria y el sedentarismo es causa de dolor articular persistente.

Las articulaciones necesitan del movimiento para nutrir su cartilago articular, la restricción en los ejercicios nos dará más daño y deterioro del mismo.

  Realizar actividad física de manera habitual permite mantener las capacidades musculoesqueléticas, de tal forma que mantengamos la fuerza y los rangos articulares para que podamos realizar los movimientos que necesitamos en nuestras actividades de la vida diaria. También, ayuda a mejorar la función cardiovascular, es decir, que la sangre pueda distribuirse en forma adecuada para que llegue a los músculos. Además, aporta beneficios a nivel metabólico y psicológico.

 El ejercicio es una de las variables básicas para que el cuerpo se mantenga sano, tanto para prevenir una enfermedad como para ir previniendo el desgaste de la maquinaria. Si es que uno hace la analogía del cuerpo con un auto, uno sabe que el auto debe mantenerlo; inflar sus ruedas, echarle nafta, hacerle ajustes, etc. Con el cuerpo es lo mismo. 

Lo básico que necesitamos cuidar es mantener una alimentación equilibrada; hacer ejercicio, que nos va a ayudar a mantener los músculos fuertes, y en los adultos mayores a prevenir otro tipo de complicaciones; y mantener un descanso adecuado, es decir, dejar que el cuerpo se recupere, lo que previene además estados de ansiedad o depresión.

Los suplementos dietarios son recomendados en la actualidad para evitar problemas osteoarticulares como dolor y limitación en los arcos de movilidad.

Hay evidencia señalada de que el colágeno tipo II no desnaturalizado tomándolo en forma diaria ayuda a lograr mayor movilidad y flexibilidad articular , alivia el dolor y la rigidez, recuperando la movilidad perdida con los años y el sedentarismo típico de la cuarentena de estos días.

Dr. Juan Ottolenghi
Médico Traumatólogo MN: 86389

Regístrate, Obten Beneficios y gana Premios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...