La odisea del paciente

Debido a que la artritis reumatoidea puede resultar difícil de diagnosticar en sus etapas iniciales, en especial porque sus síntomas son comunes a los de muchas otras enfermedades y no aparecen todos a la vez, los pacientes suelen atravesar por varias instancias antes de poder confirmar que padecen esta afección.

Además, no existe una prueba o examen específico que pueda determinar la enfermedad. Para diagnosticar la artritis reumatoidea, los médicos tienen en cuenta la historia médica del paciente, y practican un examen físico en busca de las siguientes características:

  • Hinchazón, calor y/o movilidad limitada de las articulaciones
  • Nódulos o bultos bajo la piel
  • Patrón simétrico de las articulaciones afectadas

Además, pueden consultar al paciente si han experimentado fatiga o una sensación general de rigidez, especialmente al levantarse por las mañanas, ya que estos dos síntomas están fuertemente relacionados con la artritis reumatoidea.

Por otro lado, el galeno puede solicitar distintos estudios complementarios, tales como:

Análisis de sangre: para descartar o corroborar la presencia de un anticuerpo llamado «factor reumatoide», que suele asociarse a la presencia de la enfermedad. Otras anomalías que se busca descubrir mediante este estudio de laboratorio pueden ser la presencia de anemia y de una elevada velocidad de sedimentación globular media (VSG) o proteína C reactiva (PCR), 2 grandes indicadores de inflamación en el organismo.

Radiografías: si bien durante la primera etapa de la artritis reumatoidea las radiografías son de apariencia normal, los daños articulares provocados por la enfermedad pueden ir apareciendo conforme la misma avanza. Entre los resultados que suelen sugerir la presencia de AR se incluyen, por ejemplo, la pérdida ósea en los márgenes de la articulación (conocidas comúnmente como erosiones), o el estrechamiento del espacio entre ambos huesos de una articulación (pinzamiento).

Al tratarse de una enfermedad progresiva, recibir un diagnóstico adecuado a tiempo es fundamental para instaurar rápidamente un tratamiento efectivo que prevenga daños articulares irreversibles.

¿Querés saber más?


Bibliografía:
  1. Kelley WN, Harris ED Jr, Ruddy S, et al: Textbook of Rheumatology. Philadelphia, WB Saunders, 1989.
  2. McCarty DJ: Arthritis and Allied Conditions. A textbook of Rheumatology. Philadelphia, Lea &Ferbirger, 1985.
  3. Actualización de las guías de práctica clínica en el tratamiento de la artritis reumatoidea- Sociedad Argentina de Reumatología- 2013
  4. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/rheumatoid-arthritis/symptoms-causes/syc-20353648
  5. Reumatología- Dr Maldonado Coco J.- DrCitera G.- 2013- Editorial Azzuras
                   

Regístrate y Obtén Beneficios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...