A esos verdaderos héroes,

De chica tenía una fantasía recurrente, quería ser escritora. Me sentaba ante una hoja en blanco y la veía viva, colmada de historias, de personajes con vidas memorables pero incapaces de superar todos los obstáculos.

Los caminos muchas veces se desvían y por distintas circunstancias nos alejan de nuestros sueños iniciales. Soy médica desde hace más de 27 años, elegí ser oncóloga porque sentí que era mucho más grande mi deseo de ayudar que el de recrear historias. Y no me equivoqué, en esta hermosa profesión me encontré con personas excepcionales, pacientes que me permitieron compartir su vida y me mostraron que el cáncer se supera.

De todas ellas, a quienes agradezco profundamente, aprendí muchas cosas. Aprendí que el diagnóstico puede ser muy duro tanto para el paciente como para su familia, aprendí que sólo la palabra cáncer puede despertar sentimientos intensos e inesperados: miedo, enojo frustración, desesperación, tristeza, desesperanza. A esto se les suman ansiedades, interrogantes, información nueva, lenguaje médico muy difícil, estudios realmente complejos de entender y respuestas que a veces no llegan a tiempo.

Entonces, ¿cómo empezar? ¿sobre qué temas no quiero pensar o hablar? ¿en qué situaciones siento miedo? ¿por qué estoy tan enojado? ¿con quién estoy enojado? ¿cuándo pierdo el control? ¿en qué contexto se me hace difícil expresar los sentimientos? ¿qué cosas me hacen sentir bien?

Porque el golpe que implica recibir el diagnóstico no sólo es sinónimo de angustia. Muchas veces se parece a una ola que llega y arrastra al castillo que construimos con la arena, la vida ordenada, prolija, planeada, pensada y controlada, la vida tal cual la conocíamos, súbitamente cambia.

A diario me encuentro con pacientes que atraviesan este cimbronazo y que pueden superarlo. Personas que aceptan el diagnóstico, buscan información, mantienen una actitud optimista pero a la vez realista y que confían en que todos los actos pueden tener un efecto positivo y ayudar a la recuperación. Cuando eso ocurre, aprendo también que no solamente en la literatura se dan historias irrepetibles. Que fuera de los libros podemos encontrar protagonistas que se sobreponen a innumerables obstáculos.

Así son los pacientes con cáncer, temerosos quizás, valientes siempre, luchadores incansables, fuertes en la debilidad, verdaderos héroes, imposibilitados de hacer muchas cosas y capaces de hacer otras que jamás hubieran imaginado, deseosos de valorar la vida, de crecer, de crear un nuevo yo, cubierto de abrazos y manos que se unen dispuestos a ayudar.

Ellos y sus familias han vivido historias que realmente merecen ser narradas, historias que podemos contar o poner en palabras y en imágenes para acompañar el camino de tantos pacientes que hoy se enfrentan a un diagnóstico similar.

Dra. Valeria Cáceres – MN 79.930 – MP 38.663

  • Médica oncóloga clínica
  • Jefa del Departamento de Oncología Clínica del Instituto «Ángel H. Roffo» (UBA)
  • Jefa de la Unidad Funcional de Tumores Femeninos del Instituto Ángel H Roffo
  • Directora de la Carrera de Especialistas en Oncología (UBA)
                   

Regístrate y Obtén Beneficios

Regístrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...